Usted está aquí: Home / Salud del Hombre / Disfunción sexual eréctil y opciones de tratamiento

Disfunción sexual eréctil y opciones de tratamiento

sexual eréctil tratamiento sexual eréctil tratamiento

El tratamiento de la disfunción eréctil debe ser personalizado y atacar la raíz del problema

Aceptémoslo, hace 100 años el diagnóstico de disfunción sexual eréctil era devastador,  después de todo significaba el fin de la vida sexual tanto del hombre como de la pareja tal como la habían conocido hasta entonces y no en pocas ocasiones el inicio de un calvario de trastornos de la vida afectiva, social e interpersonal.

En las postrimerías del siglo XX las cosas cambiaron y gracias a la afamada píldora azul ya los hombres no perdían toda esperanza de un desempeño sexual acorde y satisfactorio una vez que los primeros síntomas de disfunción sexual eréctil aparecían; es más, con la ayuda de nuevos fármacos casi milagrosos ¡el desempeño sexual podía ser incluso mejor y más satisfactorio que antes!

No es sorprendente entonces que el mercado para las drogas usadas en el tratamiento de la disfunción sexual eréctil haya crecido exponencialmente representando un negocio de millones de dólares cada año, sin embargo es necesario hacer una pausa, respirar profundo y determinar si el tratamiento sirve para un paciente determinado a largo plazo ya que, como todo medicamento, el tratamiento de la disfunción eréctil debe ser personalizado y orientado a tratar no sólo los síntomas sino también las causas del problema.

Los medicamentos para promover la erección no siempre son la solución

Si bien es cierto que medicamentos como Viagra o Cialis ahorran mucho estrés y angustia al hombre que padece disfunción sexual eréctil al permitirle revertir el síntoma cardinal de esta (ausencia de erección), el uso de estos medicamentos siempre debe estar supervisado por el médico especialista dado que su uso indiscriminado puede no sólo tener efectos negativos a largo plazo sobre la función sexual en sí, sino que podría desviar la atención del problema principal (al enmascarar sus síntomas) conduciendo a un diagnóstico tardío limitando así las opciones de tratamiento.

En este sentido, usar medicamentos como Viagra o Cialis sin haber realizado un diagnóstico específico de la causa de la disfunción eréctil es como bajar la fiebre de un paciente sin tratar la causa de la misma; es decir, el tratamiento sólo oculta el síntoma sin atender la raíz del problema.

Si bien es cierto que en muchos casos los medicamentos para el tratamiento de la disfunción eréctil servirán tanto para tratar la causa  como el síntoma, en ocasiones es necesario ir un poco más allá; tal es el caso de los pacientes con ateroesclerosis o diabetes, en quienes el tratamiento de la enfermedad de base puede llevar a un incremento del rendimiento de la función sexual incluso prescindiendo en algunos casos del tratamiento para la disfunción eréctil en si.

En otros casos, puede que las pastillas para lograr la erección hagan que esta se presente aún cuando el problema sea de origen hormonal o psicógeno, ambas situaciones susceptibles de tratamiento específico, en cuyo caso el tratamiento de la disfunción eréctil con píldoras debe ser temporal y orientado a paliar los síntomas hasta tanto se resuelva la causa de los mismos.

Queda claro pues que no todos los tratamientos de disfunción eréctil sirven para todos los pacientes, de allí que siempre deba buscarse ayuda especializada que permita determinar que hay que tratar, como hay que tratarlo y por cuanto tiempo; evitando así daño permanente y sobre todo, logrando los mejores resultados terapéuticos posibles.

Visto 247 veces
Gloria Mercedes

El sexo es muy importante en la vida de un hombre, y los problemas con la potencia pueden influir en esto de una manera negativa. El hombre piensa que se van a burlar de el si el toca el tema

Sitio Web: pinterest.com/saluddelhombre/

Carro

 x 
Carro vacío