Soluciones para los problemas de ereccion

viagra online
Usted está aquí: Home / Salud del Hombre / La adicción sexual
La adicción sexual La adicción sexual

La adicción sexual es más común entre los hombres y es, como su nombre lo indica, un deseo irresistible de tener relaciones sexuales. Otros nombres que han designado la adicción sexual a lo largo de la historia son ninfomanía, hipersexualidad, erotomanía, perversión, y obsesión sexual.

Esto va más allá de la libido normal, y el comportamiento sexual se llega a convertir en un problema, llegándose a considerar una adicción cuando se tiene actividad sexual con una frecuencia suficiente para llegar a interferir con la vida diaria normal.

El comportamiento sexual adictivo interfiere con las relaciones interpersonales, el trabajo, las amistades, y el estilo de vida de aquellos que la padecen.

Hay una línea que difiere el disfrutar del sexo, y el tener adicción sexual. En la adicción sexual se gastan grandes periodos de tiempo en actividades relacionadas con el sexo. Los adictos al sexo se sienten incapaces de controlar su comportamiento sexual o reducir su incidencia. Adicionalmente, las personas con adicciones sexuales a menudo utilizan el sexo como un escape de otros problemas como la ansiedad, el estrés, la depresión y el aislamiento social.

Algunos de los síntomas del comportamiento sexual compulsivo o adicción sexual son:

•    Tener múltiples parejas sexuales o relaciones extramaritales.
•    Tener relaciones sexuales con muchas parejas anónimas o prostitutas. Los adictos al sexo tratan a las parejas sexuales como objetos.
•    Participar en la masturbación excesiva, con frecuencia de 10 a 20 veces al día.
•    El uso excesivo de materiales pornográficos. Utilizando salas de chat, pornografía en línea, o líneas telefónicas de sexo excesivamente.
•    Participar en los tipos de comportamiento sexual que usted no habría considerado aceptables antes. Ejemplos de ello son las prácticas sadomasoquistas y fetichistas que no le atraín en el pasado. A veces las formas más extremas de la conducta sexual se dedican, por ejemplo, a la pedofilia, el bestialismo, la violación.
•    La exposición en público.
Hay diversas teorías acerca de las causas de la adicción sexual. Por ejemplo, se toman en cuenta las dificultades psicológicas y emocionales, trastornos de personalidad, resultado de un trauma infantil o como mecanismo de defensa. En algunas enfermedades mentales, la adicción sexual puede ser una característica de los métodos de adaptación, como por ejemplo en la depresión, el trastorno bipolar, el trastorno de personalidad limítrofe y el trastorno obsesivo-compulsivo.

Algunos trastornos neurológicos pueden, en raras ocasiones, causar adicciones sexuales. Estos incluyen la epilepsia, lesiones en la cabeza y la demencia.

Adicionalmente, se han encontrado algunas drogas que pueden causar hipersexualidad, como ejemplo están la apomorfina y la terapia de reemplazo de dopamina.

La adicción sexual puede causar un círculo vicioso de baja autoestima, ansiedad y depresión. Aunque el sexo excesivo puede traer alivio a corto plazo, el daño al bienestar psicológico de la persona y de sus relaciones significa que se requiere la intervención de traer el problema de vuelta a su control.

Una persona con una adicción sexual a menudo pone su salud física en situación de riesgo debido a su comportamiento. Enfermedades de transmisión sexual (ETS), VIH / SIDA, el alcoholismo y otras toxicomanías, así como colocarse en mayor riesgo de violencia, por lo cual es importante buscar apoyo psicológico o médico si se cree que se puede estar padeciendo de esta adicción.

Visto 3884 veces
Gloria Mercedes

El sexo es muy importante en la vida de un hombre, y los problemas con la potencia pueden influir en esto de una manera negativa. El hombre piensa que se van a burlar de el si el toca el tema

Sitio Web: pinterest.com/saluddelhombre/

Carro

 x 
Carro vacío